martes, 31 de enero de 2012

¡TENEMOS PROYECTOR OTRA VEZ!



¡Hola amigos! Finalmente, gracias al esfuerzo conjunto de todos nuestros lectores, amigos y cómplices del Proyecto Educativo Nómada, pudimos volver a comprar el proyector portátil que nos habían robado al entrar en Venezuela. Gracias con todo el corazón por no dejarnos solos en un momento crítico del viaje. Estamos emocionados con la respuesta que tuvimos de todos ustedes. Definitivamente sentimos que no estamos solos, que hay debajo de nuestras piruetas una red de contención y cariño y que esa es la mejor semilla que puede tener nuestro proyecto.

Ya estamos otra vez en Venezuela. Entramos livianos, dejando en Colombia la computadora y demás equipos para no tentar a la suerte. El próximo sábado 4 de febrero a las 6 p.m estaremos realizando nuestro primer evento educativo en el Ateneo Popular de Caracas (Calle Vargas. Entre Las Ciencias y El Estadium. Los Chaguaramos. Caracas.)

Gracias por creer en nosotros. El Proyecto Educativo Nómada sigue adelante!

Juan y Laura

Acróbatas del Camino

miércoles, 18 de enero de 2012

Bienvenidos a bordo




Para quienes llegaron al Blog por nuestra breve aparición en TV Pública ¡Bienvenidos! Somos Juan y Laura, los Acróbatas del Camino, y estamos dando la vuelta al mundo a dedo. Hace 7 años Juan empezó con este proyecto en solitario, abordando un velero en el puerto de Belfast, desde Irlanda del Norte, para encontrarse en el camino con Laura, enamorarse, y seguir la ruta juntos.  El desafío: viajar por los seis continentes documentando la hospitalidad y la vida cotidiana de los pueblos más remotos del planeta, escribiendo libros y llevando a cabo el Proyecto Educativo Nómada. No hay límites de tiempo: liberados de nuestras rutinas anteriores ahora el tiempo es nuestro aliado.
Libro

En todo este tiempo, hemos recorrido unos 57 países y territorios, desde la Antártida, a donde llegamos a bordo de un buque de expedición, hasta el Tíbet, territorio que Juan cruzó en 2007 durmiendo en monasterios a las sombras del Himalaya, por una de las rutas menos transitadas del planeta. Hemos acampado en los jardines de Versalles y apoyado nuestras mochilas junto a ruinas incas o celtas por igual. Pero sin dudas, nuestro mayor desafío hasta la fecha fue recorrer Irak, Irán y Afganistán… sí, también haciendo dedo, y con una sonrisa como todo armamento, para demostrar la humanidad de los pueblos más estigmatizados por los estereotipos mediáticos. Fue el viaje más fantástico que jamás emprendimos: acampando en campamentos beduinos, siendo recibidos como visita oficial en el Parlamento de Kurdistán, pernoctando con la resistencia intelectual al régimen iraní, y siendo bendecidos, de aldea en aldea, por familias que nos invitaban a beber el té sobre la alfombra. El libro que narra esa historia se titula “Vagabundeando en el Eje del Mal – Un viaje a dedo en Irak, Irán y Afganistán (Del Nuevo Extremo) y se consigue en todas las librerías argentinas y españolas.



Ser nómadas, vivir viajando a dedo,  es como habitar dentro de un caleidoscopio, cada hoja del calendario es fresca, con un color distinto. Un día podemos dormir en un faro frente al Mar del Norte en Noruega, y tres meses después estamos en Rumania subiéndonos a un autobús sin preguntar el destino para terminar en una boda gitana con procesiones de violines y tres días de bailes. Eso puede parecer divertido -¡ y lo es! -pero no viajamos sólo por placer personal, turismo u ocio. En cada país, adoptamos una mirada antropológica, buscamos comprender cada sector de la sociedad, nos trasladamos  a barrios marginales o viajamos en canoa por un río hasta comunidades indígenas aisladas. Todo es parte de nuestra búsqueda de experiencias para nuevos libros.


¡Y esto no termina allí!  Para dejar nuestra huella en pueblos y comunidades que con tanto cariño nos reciben, llevamos a cabo –desde 2009-  el Proyecto Educativo Nómada, un programa con anclaje ideológico en la bondad intrínseca del ser humano, el cooperativismo y el fortalecimiento comunitario. Avalados institucionalmente –pero no materialmente- por el Movimiento Mundial por la Salud de los Pueblos, visitamos escuelas, centros comunitarios, hogares y universidades. Con un proyector portátil mostramos imágenes capturadas durante nuestra vuelta al mundo, ilustrando la diversidad cultural del planeta, promoviendo un conocimiento horizontal entre culturas para fortalecer la paz. Además compartimos estrategias para afrontar las diversas problemáticas socio-ambientales como los transgénicos, as fumigaciones y el acceso al agua.



En algunas comunidades, donamos material didáctico, libros, e incluso hace muy poquito, logramos por primera vez –tras un épico viaje de nueve horas en canoa por el río Mangoziza- donar una computadora para la escuelita de una comunidad amazónica ecuatoriana que lucha contra el embate de madereras transnacionales. Todo esto es  posible gracias a las micro-donaciones mensuales de nuestros cómplices: lectores comprometidos que no sólo leen nuestros libros y posts, sino que forman parte activa de nuevos proyectos y desafíos. Nosotros, viajando, seleccionamos escenarios y ubicamos una necesidad puntual, y entre todos –cómplices, lectores del Blog y seguidores de Facebook- juntamos granitos de arena para cooperar con la comunidad. ¡Es solidaridad 2.0! Si encontrás coherente la forma en que buscamos causar una diferencia, y querés ser cómplice de este esfuerzo, escribinos a acrobatadelcamino@gmail.com

¡Buenos caminos!
Juan y Laura

sábado, 14 de enero de 2012

BLOGUEROS ASCETAS Y COMENIÑOS EN LA TIERRA SUELTA DE LOS WAYUU



El caño de escape del camión despuntaba a un lado de la cabina, lanzando bocanadas de humo negruzco hacia atrás con un intolerable olor a gasolina. Todos los que viajábamos en la caja nos retorcíamos. Laura se tapaba la cara como podía con un pañuelo que en otros contextos le da ese aire bohemio que la hace todavía más linda, pero ahora parecía una musulmana desterrada de algún harem, y se acuclillaba en una esquina de la caja del viejo Chevrolet como si estuviera en penitencia. Yo aprovechaba mi longitud jirafesca para estirar el pescuezo por sobre la cabina y curarme con viento. En esa cámara de gas móvil, viajaba además un joven peón que había optado por envolverse su cabeza en un pareo como un tuareg. Conversaba algo con nosotros desde la hamaca que había tendido diagonalmente en la caja del camión. Fue el quien nos dijo que el camión iba a Puerto Bolivar, en la desértica Alta Guajira, a buscar mercancías de un barco que acababa de llegar de Aruba.


domingo, 1 de enero de 2012

Hostal Rikchary, nuestro recomendado en Cusco




A pocas cuadras de la Plaza de Armas, en Tambo de Montero 219, encontramos este cómodo hostel, en donde fuimos recibidos con las puertas abiertas para poder cumplir con la etapa cusqueña de nuestro periplo sudamericano.  

Inugurado hace apenas unos meses, el Hostal Rikchary tiene dormis y cuartos privados, internet libre y rápida (importantísimo), agua realmente caliente las 24 hs. (mucho más importante aún) y desayuno incluido en una terraza cubierta con vista panorámica del casco histórico.  Y para los que prefieran el pic nic al sol, el hostal cuenta con dos jardines divididos por una pintoresca réplica de un muro incaico.


Con un personal amigable y siempre dispuesto, el Hostal Rikchary es un buen punto para hacer base y explorar tanto Cusco como el Valle Sagrado.

Para más info: www.hostelcuscosamanapata.com